jueves, 18 de julio de 2013

...,



Mi última voluntad
hoy he decidido,
buscar mi alma gemela
hasta debajo de las piedras.

Si no la encontrara
y me sorprendiera la muerte
volvería a este mundo inerte,
una y otra vez,
hasta conseguir reconocerte,
así poder afrontar la muerte
por última vez
y esta...,
cogido de tu mano


para no volver a perderte.

4 comentarios:

Mair Ló dijo...

Quizá el sentido de cada latido de la vida sea precisamente ese instante..

Besos, Carver

Narci M. Ventanas dijo...

Las últimas voluntades han de cumplirse siempre necesariamente, así que seguro que tendrás suerte, al menos yo así te lo deseo.

Besos

Carver dijo...

Todo es posible Ló, siempre recuerdo a esas parejas de personas de mayor edad, cogidos de la mano y con la mirada en el amor y me gustaría ser como ellos ahora y en el futuro, si no y como dice el poema, volveré a navegar hasta encotrar ese látido de corazón. (como la canción de Neil YOung). Kisses

Carver dijo...

Gracias Narci, si se cumple te lo haré saber y también te deseo lo mejor :-) Besos