viernes, 3 de febrero de 2017

El ángel




El ángel reprende
con sus alas rotas
al viento,
que nacido de la fuente
parece no aquietarse
nunca.

El ángel triste
mira hacia las alturas,
las montañas de blancas lineas
que fueron arrancadas,
tiempo en mano,
por su dilatada caída.

Pero la vida vuelve
una y otra vez
a casa,
y hace florecer
las mañanas de otras ventanas,
con la esperanza
del silente renacer
que su voz
empaña.