martes, 11 de agosto de 2015

Hojas del tiempo


        
                                              (FAR AND AWAY — Oil Painting By Leonid Afremov)

Está en las hojas del tiempo
pasan a tu lado invisibles
tan solo observas
pero son los escultores de pensamientos
ellos vuelan a tu lado, Lucía,
los poemas son sus encantamientos
nos los susurran
tan solo hacemos de sendero
caminos de antaño que se vuelcan en nuestras manos
tan solo los que los escuchan
pueden contemplarlos
y andarlos...,
pero el primero que llegue a mi encuentro
te lo soplaré al viento

son esos momentos en que te sumerges en los pliegues de las olas
en los que caminas por la orilla cabizbajo
barruntando un amor lejano.
o cercano..., pero que no se puede amar

son esos momentos en los que tus otros ego te avasallan
y a veces no puedes con ellos
pero al final...,
todo se pinta de azul martes

la piel del mar se mezcla entre mis anhelos
su nombre me aterroriza
por lo lejano e imposible de amarlo, en este tiempo...,

pero allí está
es el tiempo del mar...,
vuela y vuela a nuestro alrededor
esperando a ver que hacemos
a ver si hago algo
y por fin la amo
y es tanto lo que la deseo amar
que el mar se cuela entre mis párpados
arrancando unas despreocupadas lágrimas de dolor
y también de amor,
por desgracia el amor también es dolor,

vivir sin amor o vivir con amor
esa sería la verdadera razón
del porqué
el mar de la vida nos agita

Así que, si es un poema o no
lo aquí escrito
tampoco importa mucho

lo que de verdad vierten los poemas
está dentro del que los posea.

Es la sangre de pétalos infinitos
de sentimientos nunca antes amados
es la sangre de los poemas
dedicados a quien los lea.

Lucía...,
tengo un poema para ti,
eres tú el poema.

Donde el mar verdiazulado habites
allí revivirás tus poemas
escríbelos
y lánzalos a la orilla de tu corazón
que se anudarán en la ola de nuestros pensamientos
y volarán tras la cortina del tiempo

donde ya nada se desvanece en la nada.

2 comentarios:

C. Lucía dijo...

Las hojas del tiempo que caen, mueren y, como en el ciclo de la naturaleza, vuelven a renacer todas las primaveras mucho más vivas aún.
Leído y saboreado el poema.
Mil gracias, querido poeta, por dejar tu huella en forma de poesía para que podamos disfrutarla.

Mil besos de algodón.

Carver dijo...

Mil gracias a ti Lucía, por estar siempre ahí. Éste está dedicado a ti. Gracias y muchos besos